Un año con Trump

La Esquina.

El 20 de enero se cumplirá un año que Donald Trump tomó posesión de la presidencia de Estados Unidos. Pareciera que su administración se convirtió en la extensión de un TV Show cuyo escenario es la Casa Blanca. Las decisiones de uno de los países más ricos del mundo se ventilan en la cuenta personal de Twitter de Trump, incluso algunos radicales estadounidenses  siguen su vida en esta red social para no estar desprevenidos. Su discurso polarizado, la intimidación y un lenguaje inapropiado caracterizan su administración.

Ante esta realidad el presidente estadounidense debe enfrentar varios retos que no puede pasar desapercibidos.

El gobierno de Trump el tema de los seguros médicos.
Trump desde que llegó a la presidencia quiere quitar el Obamacare.

Salud para personas de escasos recursos

Desde la llegada a la presidencia, Trump aseguró que desmantelará el programa de Obamacare, el cual trató de hacerlo por varias vías, incluso emprendió giras en el sur del país, incluyendo Louisville, Kentucky para persuadir al senador Mitch McConnell, para que lo apoyara en hacer cambios del servicio de salud dirigido a más de 60 millones de personas. Pero no tuvo éxito ni de su propia bancada republicana. Hoy el mandatario norteamericano dio la opción a gobernadores que obliguen a personas de escasos recursos a realizar trabajos voluntarios para tener acceso a los servicios de salud. El gobernador de Kentucky, Matt Bevin fue uno de los primeros en ordenar esta petición.

Trump ordenó la captura sistemática de indocumentados.
El gobierno de Trump prometió en campaña que sería duro con las deportaciones

Migración

Trump anunció el año pasado que no haría por DACA, y dejo en manos del Congreso resolver el tema. Cuando los congresistas intentaron abordar el tema, el presidente estadounidense negocio la construcción del muro a cambio de DACA. El congreso, incluyendo republicanos no quieren deportar a los dreamers, a mediados de enero un juez federal de California decidió bloquear la decisión de Trump al suprimir DACA, hoy la administración del actual gobierno está revisando las vías legales para ganar el caso. Cerca de 800 mil jóvenes entre hombres y mujeres están inscritos en este programa que les permite estudiar y trabajar con documentos.

La popularidad de Trump desciende.
La popularidad de Trump sufrió un revés los últimos meses tras su discurso confrontativo y racista

La popularidad de Trump

En cualquier país del mundo la popularidad es el mejor aliado de un político y en épocas de elecciones esto es crucial. Trump obtuvo el año pasado 40 % de popularidad según destaca la empresa de datos Gallup, sin  embargo inició con 51 por ciento de popularidad. Un discurso divisorio, comentarios inapropiados,  varias renuncias de su gabinete y una serie de señalamientos con el tema de impuestos. Pese a ello, Trump aún conserva simpatía de apoyo de la base de votantes que le dio la victoria para llegar a la Casa Blanca y sus discursos siguen dirigidos a este grupo de votantes en donde resalta la dureza con el tema de inmigración y el aislamiento internacional.

 

La administración aún no resuelve el tema del Nafta entre México y Canadá.

Economía y los Tratos Comerciales con México y Canadá (NAFTA).

Los estadounidenses valoran de Trump la estabilidad económica en la que se encuentra el país, sin embargo hace falta ver la situación laboral para el presente 2018. Hasta el momento la victoria que Trump se aferra es la rebaja de impuestos de las grandes corporaciones.

El mandatario no podrá obviar el tema del Nafta para el presente año, deberá decidir si continua o no, mientras tanto sus esfuerzos se centran en la reforma al sistema de salud, los escándalos con el gobierno ruso así como el de inmigración.

Desde la llegada a la presidencia la relación entre prensa y Trump no es todo la mejor.
La relación entre Trump y los medios de información es hostil.

Conflicto con los medios

La relación de los medios y Trump no es la mejor de los últimos presidentes estadounidenses. Antes que terminara el presente año el jefe de la Casa Blanca escribió en su cuenta de Twitter “Feliz 2018, incluso a los muy deshonestos medios de noticias falsas”.

Trump se ha mostrado el reacio con los medios de información. Cualquier crítica que se ventila en los medios Trump la califica como falsa, sin embargo está obsesionado por el impacto informativo y lo demuestra en su cuenta personal de Twitter.

Terrorismo yihadista

Estados Unidos fortaleció su presencia en el Estado Islámico, en Irak y Siria, sin embargo su presencia cada vez es más tenue, la pregunta que el resto de países se efectúa: -Cuál será la política que implementará para este año EE.UU-.

Trump está en contra de la inmigración, por ello atribuyó que este tema es un gran problema para el país. El año pasado un inmigrante uzbeko, se atribuyó un ataque en Nueva York en el que murieron ocho personas.

Corea del Norte

Los medios información sigue de cerca la situación entre Estados Unidos y Corea del Norte, que hasta el momento todo ha sido solo discurso. El gobierno del país asiático ha dicho que tiene en la mira a EE.UU mediante su poderío nuclear. Trump presiona a China para que rompa relaciones con Corea del Norte, uno de sus logros que logró fue que el Consejo de Seguridad de la ONU impusiera sanciones al régimen de Kim Jong-un.

El tema Rusia

Trump tiene un talón de Aquiles. Desde el año pasado se informó que Rusia tuvo injerencia en su campaña electoral de 2016. El caso es investigado por el fiscal especial, Robert Mueller.

Muller investiga el caso y ha revelado que colaboradores de la campaña electoral de Trump, colaboraron estrechamente con los servicios de inteligencia rusa. Una de los primeros señalamientos en el que Trump podría ser afectado fue la sustitución del director del FBI, James Comey quien también investigaba el caso.

Sin embargo la investigación esta estacada, pues la fiscalía necesita el apoyo del Congreso el cual esta ocupado por republicanos quienes están a favor del mandatario norteamericano.

Fecha crucial: las elecciones legislativas

El próximo 6 de noviembre los estadounidenses irán a las urnas para participar en la elección para renovar la Cámara de Representantes y una parte del Senado. Actualmente las dos cámaras son controladas por los republicanos un punto a favor de Trump, sin embargo las cosas podrían ser diferentes si existe cambio en las elecciones.